Entradas

Autoliderazgo: persistir, insistir y resistir

Imagen
Intersantes las reflexiones de Alaide Sipahi sobre el autoliderazgo. Del vídeo, destaco lo siguiente: El autoliderazgo es la pieza fundamental y clave del liderazgo. Solo si sabes autoliderarte puedes liderar a los demás. Tres ejes fundamentales del autoliderazgo:
La Autorresponsabilidad: Asumir tu responsabilidad y centrarte en lo que puedes cambiar Tu, porque cambiando tu cambiarán tu entorno y tus circunstancias.
Resolver. Debes centrarte en las soluciones y no en los problemas y las dificultades, estar enfocado en crear más allá de las dificultad.

Gestión emocional. resiliencia ante todo para no sucumbir a las dificultades: Persistir, insistir, resistir.

Mira a los ojos de las personas

Imagen
Hace unos días vi en Linkedin esta publicación de Roberto González Rico, de Industrial Sagarra:  Ayer estaba en la oficina y me dijeron que fuera estaba una chica buscando trabajo. Salí a recogerle el Cv y me senté con ella para hablar y hacerle las pertinentes preguntas. Cuando acabamos me quiso dar las gracias "hacía tiempo que en mi búsqueda de trabajo (7 meses) alguien y más de RRHH no se sentaba conmigo y me atendía de esta manera, lo cual es de agradecer, y sobre todo valoro que lo has hecho mirándome a los ojos y llamándome por mi nombre".
Lo decía yo hace unos días: no somos recursos, ni posiciones, ni currículums, ni activos y ni siquiera somos talento: somos personas. Y si de verdad queremos configurar empresas en las que las personas sean lo más importante (cosa que nos hartamos de decir) deberemos empezar a demostrarlo desde el momento de la captación hasta el de la extinción de la relación laboral.  El ejemplo que publica Roberto González pone de manifiesto lo much…

La mediocridad de tu organización

Imagen
El nivel de mediocridad es la zona de confort de la organización.
Hay que subir el nivel de mediocridad.
Marcos Urarte

La del inicio es una interesante reflexión que le escuché hace poco a Marcos Urarte sobre el nivel de desempeño en las organizaciones. 

Evidentemente el top 10 de nuestra plantilla debe rendir al máximo y dar lo mejor de sí mismos - todos debemos hacerlo - pero la diferencia la marcará el que seamos capaces de elevar el nivel de rendimiento del 'profesional medio' - de ahí lo de la mediocridad. ¿Dónde está la mediocridad en tu organización? En su zona de confort, allá donde se hace lo que los demás hacen, dónde no se da un paso más allá de lo estrictamente aceptado cultural o normativamente, donde no destaca el desempeño y donde, simplemente, se cumple. Me viene a la cabeza otra entrada que publiqué hace años sobre los bienmandaos. ¡Ay de las empresas que tengan pelotones de bienmandados! Y no nos engañemos... Los bienmandados son todos mediocres y como no encue…

Implementar una estrategia de manejo del capital humano vs confianza

Imagen
Leo en la publicación Equipos y Talento (por otra parte una publicación excelente en la que todos podemos aprender y mucho sobre gestión de personas) una expresión que me ha chirriado extraordinariamente: Implementar una estrategia de manejo del capital humano Casi da miedo. ¿Cómo podemos gestionar personas si el planteamiento de base es que vamos a 'implementar' una 'estrategia' para 'manejar' el 'capital humano'? Ayer decía que debemos cambiar el foco desde el cerebro al corazón, debemos entender que gestionamos personas y no solo talento. ¿Cómo podemos hacerlo bien si aun pensamos que son 'capital humano' y que debe ser 'manejado' con 'estrategia'? La gestión de personas debe empezar por la confianza. La confianza de creer firmemente que son capaces de hacerlo, que tienen la voluntad de hacerlo, que pondrán su máximo interés y todas sus energías para lograrlo y, a partir de ahí, poner todos los recursos - físicos y organizativ…

Éramos personas

Imagen
Leí el otro día en Linkedin esta frase de Luis Lorenzo (la reproduzco de memoria porqué no pude copiarla en el momento) que es digna de nota y de ser tomada en mucha consideración:  
Éramos personas, pasamos a ser activos, después recursos y posiciones y ahora talento. Ahora solo falta que volvamos a ser personas. Luis Lorenzo Rodrigo Estoy totalmente de acuerdo. La buena noticia es que parece que vamos por el buen camino: prefiero ser considerado talento que recurso o activo o posición. La mala es que aun falta mucho camino por recorrer y que aunque andamos, andamos en la dirección, sino equivocada, sí al menos desviada y con cierta deriva. Apuntamos al cerebro cuando deberíamos apuntar al corazón. Apuntamos al cerebro cuando deberíamos apuntar al corazón Y es que talento nos reconoce como seres inteligentes y racionales pero falta identificar y trabajar mucho nuestra componente emocional. Mientras no entandamos que las personas y los equipos son 'entes emocionales' no acertaremos…

Un puede irse... pero no hacerse

Imagen
Excelente sinfonía coral este nuevo anuncio de Campofrío que a mi me viene muy bien para reflejar tres ideas importantes. 
Primera idea: Suele decirse que el roce hace el cariño. Y me lo creo. En los talleres de Emotional Management hacemos algunas dinámicas que lo demuestran una y otra vez. Cuando sales de tu zona de confort, cuando te levantas de la silla y hablas con uno y con otro, cuando te abrazas y te escuchas con la mirada en la mirada del otro... entonces entiendes muchas más cosas y mucho mejor que cuando te limitas a quedarte sentado haciendo 'un buen trabajo'. 
Segunda idea: Respeto a la diversidad. La diversidad nos hace ricos. Cuando compartimos lo que tenemos, cuando damos lo mejor de nosotros y lo compartimos con los demás surgen oportunidades constructivas que superan muchas veces lo imaginable. Insistir en lo que nos distancia o nos distingue no parece muy de este siglo. 
Tercera idea: Identidades. Seas de donde seas y estés donde estés.. sé tu mismo. No renunci…

Crea felicidad

Imagen
Gracias a Diego Gallardo y a través de Linkedin me llega el siguiente cuento oriental: 
Un maestro oriental que vio cómo un alacrán se estaba ahogando. Decidió sacarlo del agua, pero cuando lo hizo, el alacrán lo picó.  Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose. El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el alacrán lo picó. Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo: “Perdone, ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?”.  El maestro respondió: ”La naturaleza del alacrán es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar“. Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.

Moraleja: No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones. Algunos persiguen la felicidad; otros la crean.Esa es la cuestión: crear felicidad, concordia, armonía, paz, entendimiento, escucha, respeto... No hay nada más…